jueves, 5 de enero de 2012

CYRIL DESPRESS AMPLIA DIFERENCIAS

Cyril Despres amplía su margen sobre el español Marc Coma en la clasificación general. El resto de rivales han tenido dificultades para seguir el ritmo de los dos hombre en cabeza. En coches, otro Mini, y ya van cuatro, se ha adjudicado la especial, concretamente el de Krzysztof Holowczyc, que estrena marcador en el Dakar.



El duelo continúa. No cabe duda de que las batallas entre Cyril Despres y Marc Coma son siempre intensas. Su virtuosismo al manillar de la moto les separa de forma significativa del resto de aspirantes al título. Las fuertes lluvias que obligaron a los organizadores a recortar la especial del día han privado a Despres de la oportunidad para dar un duro revés en las dunas de Fiambalá. Con todo, ha conseguido sumar 1'41'' a su ventaja sobre Coma, imponiéndose después de 185 kilómetros de pista y ríos, gran parte de los cuales ha recorrido rueda con rueda con su adversario y sin embargo compañero de equipo. En la general, el retraso de 9'50'' del actual defensor del título no constituye un obstáculo insalvable, pues es de sobra conocido su arte a la hora de asestar golpes de efecto. Por detrás de esta pareja, la brecha no sólo es amplia sino que parece agrandarse a razón de una decena de minutos diarios.

Frans Verhoeven, que ayer logró alcanzar una velocidad casi equiparable a la de los dos líderes, sólo ha aguantado una cincuentena de kilómetros antes de detenerse por problemas mecánicos. El holandés lograba retomar el camino pero el retraso acumulado hace peligrar sus aspiraciones de terminar en el Top 5. Hasta la fecha, Helder Rodrigues ha sido el rival más regular de los dos hombres en cabeza, situándose a 47 del líder. Por otra parte, Joan Barreda, que protagonizó una etapa catastrófica ayer, sigue siendo un firme candidato a una victoria de especial, tras firmar el 3er mejor tiempo del día. Otro aspirante a tener en cuenta es Stefan Svitko, que ha finalizado 4º la especial, 13'05'' por detrás de Despres.

La victoria de etapa, primer paso para entrar en el club de los elegidos, era probablemente uno de los objetivos de Krzysztof Holowczyc. El polaco a punto había estado de lograrlo en dos ocasiones en la presente edición, tras perder el scratch en Santa Rosa ante Novitskiy y en San Juan ante Roma. Hoy, sin embargo, su regularidad ha sido recompensada con una victoria de prestigio a la salida de las dunas de Fiambalá. De esta forma, cuatro de los cinco Minis del equipo X-Raid acumulan una victoria de etapa, lo cual no deja de ser impresionante. Dicho esto, la victoria del día de hoy podría haber recaído fácilmente en un Hummer. Robby Gordon y Nasser Al Attiyah siguen dando espectáculo en la carrera. Gordon ha terminado la etapa a apenas 1'01'' de Holowczyc y sigue siendo el primer perseguidor de los Mini, 4º a 13'32'' de Peterhansel. Nasser Al Attiyah, por su parte, ha firmado los mejores tiempos intermedios de la etapa, pero ha sufrido un duro parón como consecuencia de la ruptura del cable de entrada de agua del radiador. Octavo en la general, el piloto catarí sigue y seguirá dando espectáculo.

Orlando Terranova también sabe muy bien lo que es dar espectáculo, tal y como demostró ayer al adjudicarse el segundo mejor tiempo. Tras un altercado con su copiloto a última hora de la tarde, Andry Grider decidió dejar el rally. Como resultado, el Toyota Hilux número 308 no tomaba la salida. He aquí el tipo de peripecia que no se va a producir con Giniel De Villiers, que ha perdido más de un cuarto de hora en las dunas pero sigue 5º en la general, a 21'01'' de “Peter”.

En quads, Marcos Patronelli, vencedor de la prueba en 2010, se ha impuesto a su hermano Alejandro, el defensor del título, en algo menos de dos minutos y a Tomás Maffei en 4'08. Sólo Lucas Bonetto se ha acercado al implacable trío, si bien ha terminado la especial con un retraso de 26'41. En la general, el trío lidera cómodamente la clasificación y todo apunta a que la victoria final se disputará, salvo grandes sorpresas, entre Maffei, líder hoy con un margen de 35 segundos sobre el segundo clasificado, Alejandro, y Marcos, tercero a 2'04''.

Pero sin duda la batalla más disputada del día ha sido la librada en la categoría de camiones, concretamente entre Gerard De Rooy y Ales Loprais. La tendencia observada desde el inicio del rally se confirma: las pistas argentinas sonríen al clan holandés. De Rooy se ha adjudicado su tercera etapa este año, con una ventaja de sólo 14” sobre su rival checo. Por detrás de ellos, Miki Biasion y Hans Stacey siguen siendo los más rápidos, y figuran pues en la parte alta de la clasificación del día por delante de los Kamaz de Nikolaev y Ardavichius.