martes, 30 de junio de 2020

OTRO GOLPE DURO PARA EL DEPORTE MOTOR

Seguimos signados por la desgracia dentro del deporte motor riojano, en 6 meses se nos fueron 3 pilotos, hoy le tocó la partida al querido Dante Salcedo, que venía arrastrando una vieja enfermedad (diabetes). Dante fue un hombre hecho para los fierros y desde muy joven mamó los consejos de su padre Mario, incursionando en el motociclismo con una Puma 98c.c. logrando coronarse campeón, luego le tocó la dirigencia del Ovalo de La Quebrada, y más tarde se decidió por el automovilismo, con un Fiat 850c.c., también campeón de la categoría, y luego siguiendo con la misma pasión incursionó en la categoría 1400c.c., hasta que su enfermedad lo obligó a dejar su amor por la competencia.
Muchas veces se dice que aquellos que fueron destacados en su pasión, se le debe hacer los homenajes en vida, y Dante tuvo su homenaje a comienzo de año en la cena de campeones organizada por el Auto Club La Rioja, y como siempre alegre, festejó y agradeció el reconocimiento.
Hoy te fuiste querido amigo y dejaste un vació muy grande en la familia del deporte motor. Descansa en Paz querido Dante Salcedo, y desde el programa Solo Fierros y de la Revista Acelerando hacemos llegar nuestras condolencias a su familia.